Lo que vivo y siento, lo transmito y lo comparto.

La actividad creativa es considerada como una necesidad de expresión artística, un lenguaje universal en el que se expresan las dimensiones eternas del espíritu humano.

La presente muestra, es el resultado de las habilidades que emergen de manera natural al recibir el conocimiento de quienes manejan con maestría su arte: acuarela, escultura y cartonería. El taller se transforma en un espacio donde esencialmente se elabora, se hace, se crea; la actividad humana se desenvuelve cotidiana en un ámbito de constante aprendizaje y ejercicio creativo y el maestro es quien permite que confluya la teoría compleja, reflexiva y la práctica que impulsa al aprendiz en la búsqueda de su expresión.

Presentamos honrosa y orgullosamente estas obras que buscan darnos lo que el arte da: gozo, reflexión, emoción…